El consumidor 3.0, un consumidor hiperconectado


Según los últimos datos brindados por el estudio “Sociedad de la información en España”, elaborado por Telefónica, el 20% de usuarios de internet accede ya desde un Smartphone.

También Google en su informe de tendencias 2012 incide en que el Smartphone ha superado por primera vez al PC como terminal inteligente más vendido en el mundo, con 107 millones de unidades, frente a 85 millones de PC’s. En el caso de España, la penetración de smartphones ha llegado al 44% de la población, unas 121,7 líneas por cada 100 habitantes. Esta cifra tan alta sitúa a España a la cabeza de los países con mayor penetración de teléfonos móviles a nivel mundial.

Y además el 9% de los usuarios de Smartphone tienen su propio Tablet. Este porcentaje sitúa a nuestro país al frente de las cinco grandes economías europeas. La penetración de tablets en los hogares españoles ya es de un 6,2% y la consultora Forrester indica que la demanda de tablets aumentará un 50% para finales de este año.

Proliferan las aplicaciones más diversas, y se calcula que en España se descargan 1.400.000 de aplicaciones al día, más de 16 descargas por minuto. Las tiendas on line para descargar app’s tanto de operadores como de los fabricantes de los dispositivos y sistemas operativos, se han consolidado como un elemento fundamental del ecosistema. 

Utilización por las empresas

Las empresas tratan de “sacar partido” de este entorno y han desarrollado diferentes aplicaciones para móviles, como por ejemplo, Telepizza, para elegir y comprar su producto:  

100 montaditos, para dar a conocer promociones y geoposicionar los establecimientos: 


Heineken, para animar su presencia en un concierto. Mini, haciendo un concurso por la ciudad.

Los smartphone han transformado el comportamiento del consumidor.
Las segundas pantallas

La búsqueda para móviles, el vídeo, el uso de aplicaciones y las redes sociales están proliferando. Pero hay una característica del comportamiento de los usuarios de smartphones que ha provocado diferentes desarrollos para aprovecharla comercialmente: cada vez más se llevan a cabo varias tareas simultáneamente: el 79% usa el teléfono mientras realiza otras acciones, como ver la televisión  (37%), ver películas (21%), escuchar música (46%)…

Las llamadas “segundas pantallas” (smartphones, tablets…) abren nuevas posibilidades para el marketing. Estas segundas pantallas permiten que se comparta la experiencia (social TV), obtener mayor información o realizar algún tipo de acción (call to action). Se trata de profundizar la experiencia con la marca y romper la pasividad de la audiencia de televisión. En la medida en que se puedan identificar los distintos públicos y personalizar los mensajes, se aumentará la fidelidad con la marca y se ampliará la experiencia con la misma.

Se han desarrollado diferentes aplicaciones para sincronizar dispositivos (como Shazam que utiliza el reconocimiento por sonido).  

Un ejemplo de utilización de esta aplicación la encontramos en el siguiente spot de la marca Heineken:



Es evidente que se abre un mundo de posibilidades, muchas de las cuales están todavía en experimentación. 

Si pinchamos el siguiente enlace nos parecerá que estamos viendo una película de ciencia ficción, pero es algo que está empezando a ocurrir y que conviene que lo tengamos en cuenta, no vaya a ser que se nos pase el tren:





0 comentarios:

Publicar un comentario