Por qué decimos “dospuntocero” cuando queremos decir Internet


Estamos recibiendo a diario impactos por todas las vías posibles, y ahora son muchas más que hace unos años, sobre la importancia y relevancia que está teniendo y tendrá el “dospuntocero” en la sociedad, los negocios, las personas y el mundo en general. Nos dicen que ya ha llegado un “cambio de paradigma” que está haciendo que las personas se relacionen de diferente forma con empresas como clientes y proveedores, con las instituciones, que ha llegado hace tiempo el mundo de la conversación y que o estás o no estás… que te aclares.
Es más, hace unos meses alguna gente nos hablaba de la muerte de los blogs, que ya no se utilizaban y que habría que sustituirlos, viva Facebook!!!
Estamos invadidos por informaciones de número de usuarios de Facebook, Twitter, Youtube, Tuenti etc… y sus infografías de crecimiento y… ¿muerte?
Voy a repetirme probablemente si recordamos la definición que hace Joseph Shumpeter sobre innovación: “Innovación es la aplicación comercial o industrial de algo nuevo, un nuevo producto, un nuevo proceso o método de producción; un nuevo mercado […], una nueva forma de vender, un nuevo negocio o una nueva organización.” De esta definición sale muy clara la palabra “aplicación”. Por muchos nuevos conceptos, paradigmas y herramientas que se desarrollen, si no se “aplican” realmente en las empresas no habrá ni innovación ni beneficio.
No me gustaría hablar de cifras de “dospuntocero” ya que por un lado creo firmemente que algunas de ellas están hinchadas, no que sean falsas, sino que se confunden entre los mensajes los usuarios reales y los registrados “por probar”, y además porque lo que busco es una reflexión realista de todo esto, si no le ponemos cabeza podrá ser la burbuja de los próximos años, y para muestra un botón, ahí tenemos la salida a bolsa de Linkedin.
Parece que todo el mundo monta su red social, en su casa, en su empresa, en su barrio, en su patio, y parece que todo el mundo accede, comenta, debate y aporta información de alto valor en millones de sitios y que eso es ya casi el pasado, ¿es eso realmente así?.
Mi opinión es que lo que de verdad ha cambiado es la posibilidad de acceso a internet, iba a decir abaratamiento pero creo que no es cierto al menos en España. En tatum llevamos trabajando en temas relacionados con internet desde el año 1995, inicialmente con cuentas de acceso y correo electrónico de compuserve (nuestra dirección de email era así 100653.1604@compuserve.com, fijaos que nivel de personalización, con esto no quiero decir nada, simplemente que hemos vivido la historia de internet en España desde que las empresas a las que nos acercábamos nos decían cosas como “No necesitamos eso de una página web... Ya tenemos calendarios personalizados... Interque?...". Hoy día todo el mundo quiere tener una red social.
¿De verdad creemos que los clientes hoy en día, con las herramientas que tienen conversan con las empresas? ¿De verdad pensamos que las herramientas de formación y gestión de personas “dospuntocero” ofrecen algo diferente de lo que ofrecían los foros o los contenidos estáticos? ¿De verdad la relación de la mayoría de las empresas con sus empleados clientes y proveedores cambiarían si tuvieran twitter?
Las herramientas como los chat existen hace muchos años y permiten a las empresas conversar con sus clientes, de hecho se crearon servicios de “click to chat” como humanclick que ahora forma parte de un servicio integrado llamado liveperson.com que lleva funcionando desde 1998 y desde 2001 como servicio para pymes. El funcionamiento era, y es muy sencillo, en tu web aparece un botón que cuando alguien lo pulsa avisa al gestor o comercial, ahora se llamaría Community manager o similar, a partir de ese momento puedes chatear con el cliente e incluso navegar con él hasta encontrar o solucionar su duda, de esto hace más de 10 años y no parecen muy diferentes a las herramientas “dospuntocero” actuales.

Realmente no hay mucha diferencia entre una red social o un blog y Ciao.com dónde los usuarios ponen sus opiniones sobre empresas y productos desde 1999 (desde 2008 propiedad de Microsoft), lo mismo ocurre con Tripadvisor.com, que lleva funcionando desde 2005 cuando se separó como un spin-off de Expedia.com, y ahora es una de las empresas más nombradas en el ámbito del “dospuntocero”
Me pregunto por qué llamamos “dospuntocero” a lo que realmente es la posibilidad y facilidad que tienen las personas para acceder a internet. Hace más de 5 años que llevamos escuchando lo del vídeo online y en dispositivos móviles y aún hay complicaciones para verlo en un pc en muchos casos.

Otro ejemplo, hace más de 10 años compré una televisión en un web donde cuanto más personas se sumaran a la compra, más barato salía, era un web bastante sencillo dónde se informaba de la situación de la compra y los días que faltaban para el cierre de la venta, el web era letsbuyit.com, que lamentablemente unos años después cerraría en España y se convertiría en un comparador de productos, a eso hoy día le llamamos “dospuntocero” ¿por qué? La venta en grupo es algo que no depende de la tecnología, además y la tecnología ya estaba disponible. ¿No será que ahora hay mucha más gente conectada y que es posible que la suma de compradores sea mucho mayor?
Si seguimos por esta vía es muy posible que tanto empresas como particulares dejen de creernos y se empiece a hablar de burbuja, seamos sensatos, aprovechemos la tecnología y las herramientas para lo que sirven y saquémosle todo el provecho que podamos a cada una de ellas evitando el estar por estar y sobre todo estar en todo.
Tenemos que pensar en adaptar herramientas, modelos, personas y empresas a lo que se espera que hagan, no por tener la herramienta o porque las personas las usen para temas personales van a entender que se pueden utilizar para otros fines. El tener un blog o un twitter en una empresa no asegura la conversación y mucho menos la formación, el tener modelos de formación que incluyan esas herramientas y sobre todo como y cuando utilizarlas, si.
Por otro lado, una de las bases del “dospuntocero” es que el usuario/cliente/alumno puede conversar y aportar su opinión, la conversación en sí puede ser entretenida, ahora que la conversación que se genere en las herramientas sea enriquecedora para empleados, clientes o alumnos es otra cosa, por ello habrá que trabajar en ello y particularmente creo que el Community Manager no es la solución a todas estas cuestiones.
Aprendamos, analicemos, utilicemos las herramientas para realmente cambiar algo, pensemos en qué nos pueden ayudar las herramientas y su consecuencia, las redes sociales, en nuestros negocios o en nuestras vidas y pongámoslas a funcionar y sobre todo, no inventemos el “trespuntocero” sin haber dejado el “dospuntocero” como en mi opinión ha ocurrido con esta primera generación de “unopuntocerismo”.

2 comentarios:

Fernando Rivero dijo...

Yo si que creo Luis que algo ha cambiado, fundamentalmente en dos grandes aspectos:
- Las nuevas herramientas que facilitan que cualquier persona pueda generar contenidos y difundirlos de una forma sencilla: blogs, vídeos, ...
- El fenómeno de las redes sociales (y fundamentalmente Facebook), que van más allá de las antiguas comunidades virtuales, y que realmente facilitan el que estén en contacto con mucha gente, que antes no ocurría.
Si bien es cierto que es más una evolución, desde el punto de vista de herramientas, desde el punto de vista de las implicaciones sociales sí que ha supuesto un cambio de paradigma, por lo que sí que creo podemos considerar que hay un cambio y sí que se puede llamar 2.0.
Pero evidentemente esto es un punto de vista y el debate está servido...

Luis Asenjo dijo...

Efectivamente que las herramientas faciliten crear contenidos es un cambio, y tu mismo lo dices, un cambio en las herramientas, la posibilidad de que muchos accedan es de la tecnología de conexión, no de las herramientas, ni es un cambio en la forma de ser las personas.
Forrester hizo una clasificación de las personas como usuarios de las redes sociales (http://bit.ly/jLcSa8) y luego hay mil variantes, solo un 31% son creadores, y no por tener las herramientas la gente comparte o participa, yo creo que ese es uno de los retos, conseguir que las herramientas se utilicen con un sentido y que sirvan para todos los tipos de usuarios, está claro que la riqueza está en compartir, pero no todo el mundo quiere e incluso necesita hacerlo para sacar partido a todo esto...
Sigo pensando que un cambio de paradigma es mucho decir,y ponerle el "apellido" 2.0 a todo me parece un exceso.
Se habla de los nativos digitales como si tuvieran tuenti incrustado en la cabeza y fueran expertos en redes sociales, cuando realmente usan las herramientas para lo que se crearon, charlar con sus amigos y pasar el rato. Lo mismo que antes se hacía por la tarde en el banco del parque solo que ahora lo hacen desde otro sitio y a todas horas.
Por eso mi insistencia en utilizar las herramientas con otros fines, explorar para qué pueden servir y salirse de la línea donde algún día nos ahogará el exceso de información si aún no lo ha hecho...

Gracias Fernando por tu comentario, seguiremos discutiendo XD

Publicar un comentario