Sobre el pago a través del móvil - Del ladrillo al Iphone mini


Mi madre siempre ha sido early-adopter, sobre todo en temas de tecnología. Recuerdo perfectamente el día que la acompañé a comprar su primer teléfono móvil, de esos que eran tan grandes como un ladrillo y que únicamente servían para llamar o recibir llamadas.

Lo que no recuerdo muy bien es como era mi vida antes de tener teléfono móvil, si salgo de casa sin él me siento totalmente desprotegida y desconectada del mundo (y yo solamente lo utilizo para llamar o recibir llamadas y uno que otro mensaje).

¿Quién iba a pensar que ahora el móvil iba a ser uno de los elementos protagonistas de nuestra vida diaria, tanto como la cartera o las llaves de casa?

El otro día encontré este video. Tenéis que verlo, porque al menos a mi me dejó pensando un buen rato.


Se trata del uso del Ipod como terminal de pago, este servicio además de disminuir los tiempos de espera en supermercados (y eliminar algunos puestos de trabajo), permite crear una experiencia de compra diferente. Este tipo de servicio ya se está utilizando en Estados Unidos en algunas tiendas Old Navy (perteneciente a GAP) aunque yo creo que tardará un poco en llegar a España.

Starbucks también cuenta con una aplicación de pago via smartphones “Starbucks Card mobile App”.

Podéis verla en este video:


Esta aplicación se puede descargar de forma gratuita, nuevamente en Estados Unidos y además de la opción de pago, permite localizar el punto de venta más cercano por medio de GPS, elegir productos y manejar el estados de cuenta de la “Starbucks card”. El proceso es casi el mismo, se elige el producto por medio de la aplicación, se pone frente a la caja registradora que leerá un código de barras y automáticamente se pagará el producto sin necesidad de utilizar dinero o tarjeta de crédito.

La gran aceptación que tiene este tipo de aplicaciones está transformando el comportamiento de los consumidores, las experiencias de compra y los baremos de satisfacción.

Los directores de marketing cada día tienen que estar más atentos a estos cambios para adaptar sus productos y hacer campañas de comunicación más acordes a la realidad. La formación constante sobre todo en temas de tecnología y psicología del cliente marcarán la diferencia frente a los competidores.

Con el lanzamiento del Ipad he escuchado muchas críticas y quejas del producto, como sucedió con el Ipod y el Iphone. Independientemente de los fallos y las carencias que tengan los productos Apple, siempre tendrán una ventaja muy importante. ¡Siempre son los primeros! y eso es algo que queda muy grabado en la memoria del cliente e incrementa el valor de la marca indiscutiblemente.

¿Con que nos sorprenderá la empresa de la manzanita la próxima vez? No es por cotillear pero he escuchado algo de un Iphone mini… ¡mi madre estará impaciente!

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Entiendo que en tu primera cita del iPod quieres decir iPhone no?

Publicar un comentario