Desde las aulas

Llevo ya un par de años estudiando un doctorado en marketing. Tras más de 17 años en el mundo profesional quería actualizar mis conocimientos. No me convencía estudiar un master (ni por el formato ni por el coste económico y emocional) y opté por volver a la Universidad. Esto de regresar a las aulas, aunque sea un rato cada semana ayuda a refrescar las neurona además de enfocar el aprendizaje de otra manera. Todo lo que ves, lees y escuchas tratas de aplicarlo a la realidad del mundo profesional.

Ahora, después de 20 años empiezo a entender muchas de las cosas que me enseñaron en Estadística, Econometría… y que por aquel entonces aprobé sin saber muy bien por qué.

Esta experiencia actual de aprendizaje me confirma lo mucho que podría avanzarse si se produjese un mayor acercamiento entre el mundo profesional y el campo universitario.

En el ámbito empresarial contamos con poco tiempo para pensar. El día a día nos puede y la presión de los resultados no nos permite experimentar. Muchas veces actuamos por pura intuición o fundamentamos en experiencias anteriores o porque siempre se ha hecho así. Las empresas funcionan; con lo cual este método no debe ser del todo malo.

Por el contrario, los académicos tienen tiempo para pensar, leer e investigar y cuentan con excelentes conocimientos teóricos y herramientas. Las investigaciones y papers son “excelentes” desde el punto de vista técnico pero en ocasiones tienen difícil aplicabilidad al mundo profesional. Me ha impresionado la cantidad de literatura e investigaciones que se han realizado en las Universidades de todo el mundo sobre cualquiera de nuestras preocupaciones diarias en el mundo del marketing y las ventas. A pesar de ello se tiene difícil acceso a datos real y actualizados del mundo de la empresa por lo que los investigadores tienen que buscar múltiples vericuetos para obtener datos que analizar con sentido.

Si rompiésemos algunos de los “estereotipos” sobre la “teoricidad” de los académicos y la “falta de rigor”, consiguiendo un acercamiento provechoso entre ambos campos estoy convencido que daríamos pasos de gigantes. Quizás una de las posibles formas de fomentar la innovación e ir cambiando el modelo productivo de nuestro país sea logrando este acercamiento que tendría un efecto multiplicador. Otros países lo están haciendo.

Desde este rincón iré compartiendo con vosotros algunos de mis descubrimientos sobre las claves para mejorar la eficacia comercial; temática sobre la cual girará mi tésis doctoral.

0 comentarios:

Publicar un comentario