El Águila de Roma

Corre el año 104 a.C., la Cooperativa Internacional de Senadores "República de Roma" lucha por el control del mercado galo, las corporaciones bárbaras rentabilizan las inversiones realizadas en recursos humanos y materiales, y suponen una seria amenaza a la expansión del comercio romano en la zona.

Cayo Mario, CEO de “República de Roma”, ha adoptado medidas que revolucionan la compañía. Ha establecido un salario fijo para el personal, que abandona las ocupaciones agrícolas que le impedían dedicarse a “República de Roma” al 100%. Además, Mario incentiva a sus hombres mediante la concesión de una parte de los terrenos de la cooperativa, una vez que el contrato de 25 años que les une, expire.

Mario pretende terminar las reformas con un cambio de imagen con el que los legionarios se sientan identificados y que impresione a la competencia. Impaciente, espera que se presente ante él el legionario creativo.

Aparece ante Mario un tipo curioso. Lleva barba de tres días, el pelo largo, rozando el reglamento, y el casco del revés. El faldón de cuero caído deja ver dos palmos de calzas, y un extraño aro dorado cuelga de su ceja izquierda.

- Ave Mario!. Se presenta el legionario Máximo Pintor Aloleus!

- Ave legionario!. No me suena su cognomen.

- Aloleus - De los Aloleus de toda la vida, señor.

- Mario - Súbase el faldón! Le he mandado llamar porque “Roma” necesita un cambio de imagen. Como sabe, la competencia bárbara intenta quedarse con el mercado en la Galia, y nuestros productos pierden fuerza.

- Aloleus - Creo que nuestros símbolos están anticuados, el personal no se identifica con ellos y la propaganda no nos hace diferentes. La loba tenía tirón cuando se fundó la empresa, señor, pero han pasado 6 siglos y hemos crecido mucho. Necesitamos una imagen moderna, que represente la nueva “Roma”.

- Mario - Qué propone legionario?

- Aloleus - Un águila, señor!. Es una imagen que representa la fuerza de nuestra compañía. Sus alas oscurecerán a la competencia y llevarán el nombre de “República de Roma” a los mercados más lejanos. Le añadiría además un logo que nos representara a todos, no sólo al Consejo sino también los empleados. Ahora están muy de moda las abreviaturas, ¿qué le parece SPQR?.
- Mario – El mensaje me gusta pero… llevamos siglos siguiendo a la loba sagrada!. Yo había pensado cambiarla de color.

- Aloleus - Y quedaría muy bien, señor… pero la loba es un símbolo anticuado, que ya no llega a todos nuestros clientes. Imagínese un águila dorada, a punto de abrir las alas. Ahhh… cualquiera que lo viese lo reconocería al instante, en todas partes sabrían que representa a “Roma”.

- Mario - Mmmmm… usted cree?, me parece un cambio muy radical, perderíamos el carácter conservador y tradicional que quiere mantener el Consejo Directivo.

- Aloleus – Los tiempos han cambiado, señor!... si queremos llegar a más clientes tenemos que transmitir una imagen dinámica y moderna. Cada vez que alguien vea el águila romana reconocerá nuestra marca y la calidad de nuestros productos!...


Así pues, hemos podido ver como los objetivos que Cayo Mario pretendía obtener de la divulgación de una determinada imagen de Roma, eran los mismos que los que siguen hoy en día las grandes corporaciones: se trata de que se produzca una coherencia total entre la percepción que la “organización” tiene de sí misma (Identidad corporativa) y la interpretación que el público receptor hace de esa imagen. Durante siglos, los habitantes de los territorios romanizados apreciaron la protección y la seguridad que el águila romana les proporcionaba frente a la competencia que suponían las tribus bárbaras.
Y así es como dicen que nació el águila romana, símbolo que durante siglos fue reconocido en todo el mundo antiguo.+

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Quisiera saber si el aguila, es copia de alguna legion o es invento tuyo. En una palabra de donde sacastes la fotografia

Fernando izquierdo dijo...

Pues no tengo ni idea, la debí encontrar navegando por ahí, pero es una ilustración, no es una imagen real. ¿Cómo es que estás más interesado en la imagen que en el cuento?

Publicar un comentario