Google y su problemas de conciencia

Normalmente, cuando aceptamos un trato que va en contra de nuestros principios, las consecuencias son imprevisibles. Y eso es lo que hizo Google al entrar en China.

Y es que una empresa cuyo lema extraoficial es “don’t be evil” (No ser malvado) aceptó las reglas del gobierno Chino para no perder su parte de los 1000 millones de dólares que suponía su presencia en ese mercado. ¿Hizo bien o mal?

Resulta útil volver la vista atrás y recordar las excusas que Yahoo, Microsoft y Google dieron en su momento. Frases como “Mejor algo que nada”, “Para qué voy a dar enlaces si estos no llevan a ningún sitio”, “La experiencia del usuario es mejor si elimino los resultados de búsqueda censurados” justificaban y apoyaban la censura china.

Y es que cada país tiene sus leyes y ni siquiera Google es quien para cambiarlas. Una empresa extranjera debe siempre respetar las leyes del país donde se encuentra y, en China, la censura es legal. Ajo y agua!!!.

Aun recuerdo la ley que la Administración Bush aprobó como consecuencia de los atentados del 11-S, llamada USA Patriot. Esta ley obligaba a las empresas a facilitar cualquier tipo de información al estado en aras de la “seguridad nacional”. Google se negó en repetidas ocasiones ante tribunales de justicia a facilitar información de sus usuarios al gobierno (cosa que no hicieron Yahoo y Microsoft), pero hay que recordar que en EEUU el derecho a la libertad de expresión y al anonimato está recogido en la constitución. En China, no.

Google tiene un serio problema del que saldrá mal parada o bien su imagen o bien su cuenta de resultados y China no va a ceder (lo demostró en los últimos Juegos Olímpicos).

La gota que ha colmado el vaso ha sido el ataque a los servidores de Google sufrido el pasado mes de Enero. El ataque tenía la intención de entrar en cuentas de activistas políticos disidentes. En un país en el que la democracia no existe, una empresa extranjera que posea tal cantidad de información debe estar acostumbrada a los intentos de acceder a ella, entonces Por qué Google ha dado publicidad a este hecho? ¿Se está planteando realmente la salida del gigante asiático si la censura no desaparece?

A continuación os muestro una imagen que refleja bien a las claras la censura que sufren los internautas chinos.




O un ejemplo: comparad los resultados de las siguientes búsquedas:

Tiananmen en google.es
Tiananmen en google.cn

En mi opinión Google no saldrá de China, invirtió mucho dinero para poder entrar en unas condiciones de censura y represión mucho más agudas de las que tiene ahora. Dio publicidad al ataque para reforzar su imagen ante el mundo, para reforzar nuestra “ilusión de privacidad online”. Nos ha hecho recordar a todos que ellos “no son malvados”, pero los negocios son los negocios.

¿O no?

0 comentarios:

Publicar un comentario