(dejar de) Predicar en el desierto


Internet es un medio muy interactivo y ofrece grandes posibilidades a un departamento de marketing para relacionarse con el cliente. Una de ellas son las campañas de email marketing.

Pero, ¿te has parado a contar cuántos emails recibes al día? ¿Cuántos de ellos son de publicidad? ¿Cuántos lees? ¿En cuántos haces clic? Si fueras el responsable de una campaña de envío postal, ¿mandarías cartas o promociones a alguien que sabes que de manera sistemática nunca las lee y las tira a la basura?

Entonces, si eres el responsable de una campaña de email marketing, ¿Enviarías de manera sistemática emails si sabes que no se leen y siempre se borran? ¿Por qué? ¿Porque es barato? ¿Qué imagen transmites a tus clientes o potenciales clientes enviándoles continuamente emails que no les interesan?

Internet pone al servicio de los departamentos de marketing herramientas para conocer y seleccionar a los clientes y por ello, a la hora de realizar una campaña de emails, es fundamental medir los resultados de la misma. Pero no nos podemos quedar en medir las aperturas (la vista previa que haces en Outlook antes de borrar el mensaje se medirá como una apertura). Pudiendo ir más allá, ya que existen varias herramientas que miden la pulsación en cada uno de los enlaces de un mailing que envías.

Tienes que tratar de conocer a tus clientes: empecemos por campañas generales, midamos los resultados a nivel de enlace para ver qué es lo que interesa a nuestros clientes y generemos contenidos adecuados en función de sus gustos e intereses. Es probable que reduzcas inicialmente el número de destinatarios, pero te quedarás con aquellos a los que el contenido les resulta de interés. A partir de ahí, segmenta y envía contenidos diferentes aunque sea a grupos más reducidos. Lo contrario, será seguir predicando en el desierto…

1 comentarios:

Javier Ortego dijo...

Hola Pedro,
Muy bueno el blog, os seguiré porque la temática es muy interesante.
Tienes toda la razón, segmentar es impotante a la hora de elegir los envíos de e-mails así como para adecuar el mensaje.
Tengo entendido que sois grandes expertos en este tema.
Un saludo,
Javier

Publicar un comentario